Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Nacional 340 (II)

Cualquier despiste o contratiempo al volante puede ser fatal, especialmente para los turismos o motocicletas
Whatsapp

La semana pasada escribí en estas líneas una crítica al estado actual de la N-340, carretera altamente transitada y con una siniestralidad que no es aceptable en nuestros días. Esta semana vuelvo al tema doblemente indignada, después de haber hecho el ejercicio de circular por esta vía esta misma semana, en el tramo comprendido entre Miami Platja y L’Aldea. En el primer tramo, hasta pasado el Hospitalet de l’Infant, donde la nacional convive con la autovía A7 y la autopista AP7 de peaje, circulé a las 18.00 de la tarde de un lunes prácticamente a solas. Puede que me cruzara con algún turismo, pero ni rastro de un camión. El asfalto, eso sí, estaba en bastante mal estado. En el momento en que llegamos a la confluencia de la N-340 con el final de la autovía cambió el asfalto pero sobretodo, cambió la densidad de tráfico. De repente, estaba rodeada por camiones de gran tonelaje. Deltante, dos o tres seguidos, haciendo inviable cualquier adelantamiento. Detrás veía sólo uno, pero era el que más inquietaba, al aproximarse (a mi juicio) demasiado a mi vehículo. En sentido contrario, uno detrás de otro, camiones y más camiones en dirección Tarragona. Los Mossos, cerca del Perelló, vigilaban con un radar de velocidad.

Ante este panorama, cualquier despiste o contratiempo al volante puede ser fatal, especialmente para los turismos o motocicletas.

Entiendo que los transportistas opten por las vías gratuitas para hacer más viable su actividad. Lo que no entiendo es por qué el Ministerio de Fomento no constuye de una vez la autovía A7. Es vital.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También