Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La UE ante los inmigrantes

Whatsapp

Frontex es la ‘Agencia Europea para la gestión de la cooperación operativa en las fronteras exteriores’, y, en la práctica, gestiona la inmigración irregular que presiona sobre Europa. En sus estatutos no figura, sin embargo, como tarea a su cargo el salvamento de náufragos, pese a lo cual sus dirigentes –su director adjunto, Gil Arias, es español– reconocen que éste es actualmente su principal cometido, dados los flujos de personas que se juegan la vida en el Mediterráneo. El cinismo de la Unión Europea se desprende de las explicaciones dadas por la Comisión y por algunos ministros del Interior, entre ellos el español, al hecho de que Frontex no tenga encomendado el salvamento de náufragos: produciría un ‘efecto llamada’. En cualquier caso, la Agencia hace lo que puede. Y lo que le dejan. Porque Gil Arias ha revelado que, en carta al director general de Inmigración de la Comisión, Frontex se ha lamentado de que hasta el 31 de julio la Agencia sólo haya recibido el 16% del material técnico solicitado y el 20% de los recursos humanos necesarios. La dejadez es criminógena en este caso, porque mientras tanto mueren personas en la travesía del Mare Nostrum. En otras palabras, hay que constatar que existe una clara voluntad restrictiva de las autoridades comunitarias a la hora de planificar el rescate de los inmigrantes que cruzan el Mediterráneo de Sur a Norte. Y esta conducta inhumana retrata claramente el espíritu elitista y racista de la propia Unión.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También