Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La Venus de Milo

Whatsapp

En el año 1820, cerca de Paleo Castro, principal población de la isla de Milo (antigua Melos de los griegos), en el archipiélago de las Cícladas, un campesino llamado Yourgos mientras trabajaba su tierra halló una estatua de mármol en dos piezas que representaba a la diosa Afrodita (Venus).

Admirado de su belleza, la conservó en su casa algún tiempo, a pesar de las ofertas y reclamaciones que recibía las rechazó todas, hasta que sus conciudadanos decidieron regalársela al príncipe turco Morousi, que gobernaba la isla en representación del pachá otomano. En el instante que los ciudadanos de Milo iban a embarcarlo con destino al palacio del príncipe, los componentes de una expedición francesa que durante tiempo intentaron comprar la estatua sorprendieron la maniobra, entablándose entre ambos grupos una batalla campal por la posesión de la Venus de Milo.

Existe la creencia que en el forcejeo la estatua golpeó contra el suelo rompiéndose sus brazos. Los franceses, más numerosos, escaparon con la estatua precipitadamente, olvidando los brazos en la playa. Recogidos por los turcos (es de suponer), permanecen enterrados en un paradero desconocido.

 

Francisco Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También