Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La condecoración favorita

Whatsapp

La apertura de fronteras de Alemania a los desesperados, lleva a soñar cómo sería Europa si tuviera dirigentes con más altura moral. Y en este terreno el pensamiento se me ha ido a Adenauer, facilitada la asociación de ideas por el reciente regalo de un libro sobre las condecoraciones que recibió el primer canciller de postguerra.

En su larga vida Konrad Adenauer reunió docenas de las más altas condecoraciones de muchos países, también de naciones que poco antes estuvieron en guerra contra Alemania.

Su favorita se la envió, sin embargo, una estudiante francesa. Fue una «Cruz de Guerra». La había ganado su padre por heridas recibidas durante un combate. «Perteneció a mi padre –decía la carta- y le pido que la acepte como signo de reconciliación entre nuestros dos países que se han infringido tantos sufrimientos».

Adenauer la conservó en su escritorio hasta su muerte.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También