Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La destrucción de Siria

Whatsapp

Leo ‘La Plumilla’ escrita por el Sr. Antonio Coll del 9 de febrero, interesante como nos tiene acostumbrados. Se refiere en ella a la guerra en Siria, a la destrucción de su cultura milenaria y a la destrucción violenta de su población; todo esto nos rebaja a la calidad de depredadores. Visitamos Siria antes del comienzo de la guerra. La amabilidad de sus gentes nos acompaña, pero doloridos por su drama. Damasco, Hama, Homs, Palmira –oasis en el desierto de gran valor cultural–, Maalula con su monasterio en honor a Santa Tecla, Alepo… Interesantes restos de ciudades en ruinas como Apamea, Sergila, etc. En Damasco, en su mezquita, la tumba del gran Saladino, la cabeza del imam Hussein, la cabeza de San Juan Bautista venerado por el Islam i por el cristianismo… También conservan un baptisterio cristiano de mármol perteneciente a la antigua catedral de Santa Elena. En Alepo poseen el sepulcro del profeta Zacarías. Según las creencias de la ciudad, Abraham procedente de Ur, llegó a Alepo con su rebaño de ovejas, acampando en un pequeño alto, donde hoy figura la fortaleza. Desde allí daba leche de sus ovejas a la ciudad. En árabe, la palabra leche se traduce como alep, y de allí el nombre de la ciudad. Por un lado la guerra del dictador Bashir al Assad y sus servidores han consentido la destrucción de Siria. Por otro lado el Estado Islámico está destruyendo la cultura del país. En Palmira destruyeron el magnífico templo de Bel.

Francisco Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También