Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

La economía dispara todas las alarmas

El traslado de las sedes sociales de la empresas catalanas impacta en el corazón de la economía, que es la confianza

 

Whatsapp
Sesión anual del Fondo Monetario Internacional. EFE

Sesión anual del Fondo Monetario Internacional. EFE

A l menos 531 empresas han trasladado su sede social fuera de Catalunya desde el referéndum del pasado 1 de octubre en una sangría que no se detiene. La huida en tromba de las sociedades en busca de seguridad jurídica va más allá de los principales bancos como CaixaBank o Sabadell y de las grandes compañías como Gas Natural, Agbar o Planeta. La medida proteccionista se extiende a numerosas pequeñas y medianas empresas que forman el entramado económico de Catalunya y que son el factor fundamental de generación de riqueza. Es innegable que detrás de la estampida se encuentra la mano del Gobierno que, en una nueva demostración de torpeza política no se le ha ocurrido otra cosa que facilitar los trámites del cambio de sede social con la aprobación de un decreto exprés que permite a las empresas aprobar el traslado sin la bendición de las juntas de accionistas. También es cierto que una mudanza de sede social es un acto administrativo que no implica el desplazamiento de los centros de trabajo ni de los empleados. Sin embargo, es un gesto de alarma que impacta en el corazón de la economía: la confianza. Ayer lo advirtió la presidenta del FMI: la incertidumbre política en Catalunya amenaza con desestabilizar la economía de toda España.

 

Temas

Comentarios

Lea También