Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La educación es estratégica

La educación, junto a la sanidad, son los dos sectores que definen la calidad y la buena organización de toda sociedad avanzada

Whatsapp

Toda sociedad avanzada que se precie de serlo sitúa la educación en el centro de sus prioridades. La mejor inversión que podemos hacer en nuestro futuro es dotarnos de un sistema educativo que forme a los futuros ciudadanos en todos los órdenes del conocimiento y de la convivencia. Los países con un sistema educativo sólido saben que cada euro invertido en educación revierte con creces en la propia sociedad. No parece que así lo hayamos entendido en nuestro país. El sistema educativo, con los recortes provocados por la crisis, ha sufrido un fuerte hachazo del que está lejos de recuperarse. Las cifras frías, y por ceñirnos a la demarcación de Tarragona, indican que el presente curso comenzará con 2.500 alumnos más que los que había en 2011, cuando comenzaron los tijeretazos. Por contra, el número de profesores se ha reducido en 334. Los sindicatos de enseñantes consideran que en el Camp de Tarragona harían falta 600 profesores más para recuperar el nivel de recursos de que se disponía en el 2011. El argumento político sitúa los recortes en educación en el terreno de lo inevitable. Junto a la sanidad, la enseñanza equipara el grueso de los presupuestos públicos, por lo que resulta inevitable que a la hora de recortar les afecte la parte más considerable del ejercicio de austeridad. Sería creíble si, en paralelo, hubiésemos presenciado la eliminación de administraciones y el americio en serio de austeridad en la gestión pública. Y no ha sido así.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También