Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

La eficacia policial no basta

La eficacia policial es fundamental como se ha demostrado en Cambrils para defender a la población, pero el yihadismo radical no se vencerá sólo con medidas policiales.
Whatsapp
El Mayor de los Mossos d'Esquadra y el conseller de Interior de Catalunya. EFE

El Mayor de los Mossos d'Esquadra y el conseller de Interior de Catalunya. EFE

De los lamentables sucesos que está viviendo Catalunya en las últimas horas cabe destacar el arrojo y la eficacia demostrada por los Mossos d’Esquadra y también la unidad de actuación que han evidenciado los gobiernos de Catalunya y del Estado, así como la totalidad de los partidos políticos. Contra el terrorismo no hay fisuras, no hay partidismo que prevalezca ni razón que pueda dar alas a los asesinos. Debemos felicitarnos por ello. No obstante, sería de necios olvidar que, apenas hace un mes, el por entonces conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, tuvo que instar al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que convocara la Junta de Seguridad, organismo que coordina todos los cuerpos policiales que operan en Catalunya, ante la gravedad de la amenaza yihadista. Hay que recordar que los Mossos d’Esquadra, no tienen todavía acceso a todas las fuentes de información policial de que disponen las policías españolas y Europol, por lo que la coordinación entre la Conselleria y el Ministerio del Interior es fundamental en la lucha contra fenómenos globales como el terrorismo yihadista. El ministro Zoido accedió a reunir la Junta de Seguridad después de varios años sin hacerlo. De su eficacia nos quedarán dudas porque es evidente que, pese a los temores de atentado inminente, no se detectó la célula de Alcanar a tiempo ni la acción criminal en las Ramblas. Sí que fue elogiable el operativo policial posterior y, sobre todo, la eliminación del comando que pretendía repetir en Cambrils la masacre de horas antes en Barcelona. Los Mossos sabían que los terroristas buscaban una réplica del primer atentado y desplegaron todos los disposiitvos para evitarlo, como así hicieron. No puede ser más evidente la necesidad de información para luchar contra el radicalismo yihadista, y para ello es preciso la coordinación policial. La misma evidencia permite deducir que no puede fiarse todo a la eficacia policial y que queda mucho camino por recorrer para eliminar el caldo de cultivo que permite la proliferación del radicalismo yihadista en nuestra casa.

 

Temas

Comentarios

Lea También