Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La encíclica

La llamada Madre Naturaleza es muy poco maternal en muchos lugares
Whatsapp

Es la primera del Papa Francisco, pero defiende cosas muy antiguas que puede entender todo el mundo, que es mucho más grande que el llamado ‘orbe católico’, que siempre ha sido estadísticamente minoritario. Todas las religiones son verdaderas, pero al parecer hay algunas más que otras, según nuestras culturas, nuestros miedos y nuestras supersticiones. El buen franciscano y buen jesuita, es todavía mejor argentino. Su tango, heredero de la milonga, ha conseguido que nos ‘piante un lagrimón’. El texto lleva el título de Laudatio si, que en italiano antiguo, antes de que estropeáramos el latín, significad ‘Alabado seas’. Avisa Su Santidad sobre los peligros de la sobreexplotación del planeta. Dicho en otras palabras: de lo que advierte este buen hombre es del riesgo de cargarnos el invento.

Desde que el mundo es mundo ha seguido rodando, pero se puede atascar si nuestros descendientes insisten en «el uso desproporcionado de los recursos naturales». Lo que pide Jorge María Bergoglio es nada menos que un cambio radical de estilo de vida para impedir que la Tierra se convierta en un basurero. No hace falta ser un creyente para coincidir con él y cuidar la casa que todos compartimos.

La llamada Madre Naturaleza es muy poco maternal en muchos lugares. No es que sea buena ni mala, es que es neutral. Somos tantos los millones de sus hijos que no puede atender a todos, descontando a los que se matan entre ellos o pierden el escaso tiempo que dura una vida humana discutiendo cuál sería el mejor sistema para sobrellevarla. No es de extrañar que haya despertado tan poco interés el vuelo de la sonda espacial Philae, tras recorrer en una década 510 millones de kilómetros. Las cosas del espacio van despacio, pero los humanoides tenemos prisa y el cambio climático afecta a la biodiversidad. Total, que tendré que dejar de fumar antes de dejar todo lo demás, que ya falta poco.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También