Más de Opinión

La estiba, un modelo laboral caduco

El modelo laboral actual de la estiba no es sostenible en un mercado libre. Pero nada justificaría una maniobra de despidos.

Whatsapp

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobará hoy el Real Decreto para adaptar la normativa española que regula la estiba portuaria a la sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea emitió el 11 de diciembre de 2014 y que obliga a liberalizar el sector para garantizar la competencia. La contratación de los estibadores tiene una peculiaridad única en el mercado laboral. Las empresas que operan en los puertos públicos no pueden contratar a los trabajadores que deseen sino que deben contratar exclusivamente a trabajadores que formen parte de Sociedades Anónimas de Gestión de Trabajadores Portuarios (Sagep). Las empresas, además, están obligadas a participar con capital en las Sagep, por lo que, su contribución es doble. El trabajo estratégico de los estibadores y su posición de fuerza al tener capacidad para bloquear los puertos, ha consolidado este modelo, insostenible a todas luces en pleno siglo XXI. Los trabajadores, por su parte, argumentan que la reforma laboral de la estiba es una manera encubierta de forzar un ERE con el fin de despedir a los trabajadores que no interesan. Hasta ahora, las negociaciones para disipar cualquier recelo no han fructificado, por lo que la anunciada huelga de estibadores parece inevitable. Los puertos canalizan el 86% de las importaciones y el 60% de las exportaciones españolas. No hacen falta más argumentos para ilustrar la importancia de lograr un acuerdo entre las partes.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También