Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La factura de teléfono de K-9

Jordi Cabré

Whatsapp

Hace una semana, Pere Frutos –presidente de la Unidad Canina K-9 de Creixell– colgaba en su muro de Facebook una petición de limosna a todo aquel que quiera ayudarle. Su compañía le reclama 4.182 euros más impuestos por utilizar su teléfono móvil (la ONG no tiene uno propio) durante una semana desde Ecuador. Pere Frutos no estuvo siete días en el país sudamericano de vacaciones. Aterrizó allí junto a otros dos miembros de la ONG para ayudar a las personas directamente afectadas por un terremoto devastador.

La compañía telefónica con la que tiene contrato no ha escuchado sus argumentos. Ha facturado casi 5.000 euros por el uso de su celular en Ecuador. Las tarifas son las que son. Este montante ha obligado al presidente de la ONG de Creixell a pedir limosna en la red.

Resulta chocante que las grandes multinacionales de telecomunicaciones carezcan, a veces, de mano izquierda para según qué facturas de su cartera de clientes. Gente que deja su trabajo y da su propia vida para ayudar a las demás, ya sea en la calle de enfrente o a miles de kilómetros de su morada. Y más chocante resulta que la misma compañía impulse campañas de solidaridad mediante SMS para que sus usuarios tengan todas las facilidades posibles para ayudar a aquellas personas que más lo necesiten con sólo un mensaje más caro de lo habitual.

Quizá es el momento de reflexionar si la factura de Pere Frutos –mejor dicho, la factura de esta ONG– no merece ser revisada y condonada tras sus servicios altruistas y solidarios con Ecuador.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También