Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La gripe desborda urgencias

Consolidar los buenos hábitos en el usuario ayudaría a evitar el colapso de urgencias, incluso en casos de epidemia de gripe

Whatsapp

Catalunya ha estrado en situación de epidemia por gripe al alcanzarse los 111 casos por cada 100.000 habitantes. El incremento de enfermos ha provocado puntas de saturación en las urgencias de los hospitales de la demarcación de Tarragona. La espera de pacientes en los pasillos, aunque sea temporal, siempre es una imagen rechazable. No hay peor mensaje para un enfermo y para sus familiares que verse aparcado en una zona de paso. El sistema sanitario público catalán tiene una asignatura pendiente en la gestión de las urgencias. De hecho, su funcionamiento, de manera general, es altamente satisfactorio. Precisamente su eficacia le está provocando la muerte de éxito. En sucesivas ocasiones se ha actuado con diversas medidas para filtrar los casos que llegan a urgencias. Está comprobado que la mayoría de patologías que llegan a las urgencias hospitalarias podrían ser tratadas en las urgencias de los centros de asistencia primaria. Lo cierto es que el Departament de Sanitat, con sus sucesivos cambios de política, ha proyectado mensajes contradictorios hacia el paciente. Tan pronto se han potenciado campañas de mentalización para que el enfermo acuda al CAP, como en períodos posteriores se ha lanzado el mensaje contrario, incluso cerrando el servicio urgente en la asistencia primaria. La consolidación de los buenos hábitos en el usuario ayudaría a evitar el colapso de urgencias, incluso en casos extremos como una epidemia de gripe.

Temas

  • EDITORIAL

Lea También