Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

¿La herencia oculta de Pujol era dinero de su padre?

El tono chulesco de JPF indica que era una familia que campaba por sus fueros
Whatsapp

La comisión de investigación sobre el ‘caso Pujol’ del Parlament ha puesto de relieve, una vez más, que los parlamentos no investigan, sino que sirven para desgastar políticamente o sembrar dudas y juicios sobre la moralidad de los ‘investigados’, sin resolver nada en concreto. Quien en realidad investiga son los tribunales de Justicia. Los diputados, y en especial la mediocridad política del parlamento catalán, no investigan nada y solo lanzan insinuaciones con el ‘diuen, diuen, diuen’ del expresident Jordi Pujol.

En mayo del año pasado asistí a un acto de Jordi Pujol. Nos saludamos y me preguntó: «¿Qué hace usted aquí?» y le respondí: «Voy a este acto en espera que lance algún titular, como siempre». Ayer en la comisión de investigación también lanzó el titular: «diuen, diuen, diuen».

Hoy en el Parlament se hablaba con profusión de las ‘perlas’ que dejó caer ayer Marta Ferrusola y su hijo Jordi Pujol Jr., por ejemplo cuando Marta Ferrusola dijo que «no tenemos ni cinco y ellos (sus hijos) van con una mano delante y otra detrás». Pero varios de ellos han tenido que hacer declaraciones complementarias a Hacienda por centenares de miles de euros. O cuando Jordi Pujol Jr. dijo que su colección de coches de lujo los compraba a sus amigos por su mal estado y compró un Ferrari Testarosa «que no me gustaba». O cuando dijo –contradiciendo a Artur Mas– que tenía una amistad íntima con él… «y si le llamo por teléfono se pone». El tono más bien chulesco de Jordi Pujol Jr. indica que era una familia que campaba por sus fueros en Catalunya.

Entonces, ¿por qué Jordi Pujol se autoinculpó el 25 de julio? A nuestro entender Pujol siempre tuvo un sentimiento de culpa en relación a sus hijos, pues por dedicarse completamente a la política había descuidado su educación. ¿Ahora quiere reparar su pasado? Es posible.

La cuestión que sigue sin tener respuesta desde el primer día es: ¿de dónde salió la fortuna de Jordi Pujol? ¿De su padre que no tenía las cuentas limpias con Hacienda? Marta Ferrusola dejó caer ahí otra perlita: «No fue una herencia, sino lo que en Catalunya se llama una deixa (legado) en negro», que dejó su suegro Florenci a la familia. Y apuntilló: «no era una herencia». Vamos sabiendo cada vez más detalles de la famosa «herencia paterna». Ahora la pregunta es: ¿Era realmente dinero de Florenci Pujol? Esperemos que los jueces sepan más algún día.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También