Más de Opinión

La información es la respuesta

Los ataques de Trump no hacen sino reafirmar el papel insustituible de la prensa en las sociedades libres

Whatsapp

La escalada de críticas de Donald Trump a la prensa continúa en ascenso, con el agravante de que ahora ya no habla como candidato, sino como presidente de la nación más poderosa del mundo. Las preocupantes informaciones publicadas durante el primer mes de su presidencia han llevado al multimillonario a dictaminar que «la prensa no habla por el pueblo» y que «los periodistas están fuera de control», por lo que él llevará su mensaje «directamente al pueblo» a través de su Twitter. Este intento de derribar la credibilidad de los medios de comunicación y de sus profesionales socava una de las principales defensas de los ciudadanos frente a los abusos del poder, a la vez que abre la puerta a la manipulación de la realidad y la mentira, que ahora se bautizan eufemísticamente como posverdad y pueden campar a sus anchas por las redes sociales. Contra la extensión universal de las interpretaciones de los hechos políticamente interesadas o directamente falsas no existe otro antídoto que la información basada en el respeto absoluto a la verdad, unida al ejercicio del análisis y la opinión con honestidad y pluralidad. No importa si hablamos de periodismo digital o de diarios impresos, no es cuestión de formatos ni de canales. En el mundo actual, como lo ha sido en el pasado y lo será en el futuro, los medios de comunicación continuarán siendo un baluarte de las sociedades democráticas, con un papel insustituible como garantes de las libertades fundamentales.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También