Más de Opinión

Opinión Al margen

La izquierda desorientada

La pregunta no es por qué gana la derecha sino por qué pierde la izquierda

JUAN CARLOS VILORIA

Whatsapp
La izquierda desorientada

La izquierda desorientada

Desde 1995 la izquierda no ha logrado el Gobierno de la Comunidad de Madrid. El 4 de mayo tiene una nueva oportunidad para intentar controlar uno de los más importantes focos de poder en medio de una apasionada polarización derecha-izquierda con el centro a punto de desaparecer del mapa. El dilatado divorcio entre la izquierda y los madrileños tiene su causa, según el candidato socialista Gabilondo, en que los votantes socialistas no están suficientemente movilizados. Por eso su campaña está enfocada a llevar a las urnas a los ciudadanos con la advertencia de que lo contrario acarreará «un Gobierno de la foto de Colón». Para Iñigo Errejón el problema de la izquierda reside en que en Madrid se ha instalado una antropología neoliberal. Una especie de estilo de vida americano reactivo al intervencionismo socialista.

En suma, a la vista de los diferentes análisis, en el último cuarto de siglo al madrileño no le seduce la izquierda. La pregunta entonces no parece ser tanto por qué gana la derecha en Madrid sino por qué pierde la izquierda. Se ha llegado a sugerir una especie de ingeniería social llevada a cabo por los diferentes gobiernos del PP a través, sobre todo, de la ley del suelo y el impulso de la vivienda y el transporte. Según esta tesis, la derecha ha ido impulsando a lo largo de los años en la comunidad grandes poblaciones de casas con muchos bloques de tres y cuatro alturas, plaza de garaje y piscina. Apalancados en la hipoteca y desconectados de los movimientos vecinales más urbanos estos madrileños ‘americanizados’ serían un voto cautivo de la derecha. Para cerrar el círculo, la ingeniería neoliberal encarnada en Esperanza Aguirre habría llenado la comunidad de líneas de metro y vías rápidas para facilitar la movilidad en automóvil, símbolo del individualismo insolidario.

Temas

Comentarios

Lea También