La muchacha afgana

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
La muchacha afgana

La muchacha afgana

Es posible que el nombre Sharbat Gula no les diga mucho. Pero si añado que se trata de aquella muchacha afgana cuyos ojos verdes sacudieron a la opinión pública internacional en 1985 cuando su fotografía fue la portada de la revista National Geographic, seguro que la imagen acude nítida a su memoria.

Aquella foto tomada por el reportero estadounidense Steve McCurry cuando la chica tenía 12 años se convirtió en un símbolo de los conflictos en el país centroasiático y en una referencia para fotógrafos de todo el mundo. Pero aquella foto, la única que le habían hecho en su vida hasta 2002, cuando un equipo de National Geographic organizó una expedición a Afganistán tras la caída de los talibanes para encontrarla –lo logró, y McCurry pudo volver a fotografiarla–, no mejoró mucho su día a día.

De etnia pastún y huérfana, cuando McCurry la fotografió por primera vez vivía en un campo de refugiados de Pakistán debido a la ocupación soviética de Afganistán. Se casó con 13 años y tuvo cuatro hijas –una murió poco después del nacimiento– y un hijo. En 2016 la Policía de Pakistán la arrestó y devolvió a su país de origen bajo la acusación de haber falsificado un documento de identidad. Las autoridades afganas aseguraron que se encargarían de brindarle una vivienda y oportunidades educativas para su familia.

Pero el regreso de los talibanes al poder este verano cambió la existencia de Gula, que, 36 años después de aquella mítica foto, corre la misma suerte que muchos de sus compatriotas: el exilio. Llegó el jueves a Roma como refugiada. La muchacha afgana tiene ya 49 años y comienza una nueva vida. Mucha suerte.

Temas

Comentarios

Lea También