Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La odisea de ir al hospital

Maribel Millan

Whatsapp

El hospital Verge de la Cinta de Tortosa es el de referencia de todas las Terres de l’Ebre. No sé quién tuvo la idea de situarlo en su emplazamiento actual, encima de un cerro y con un único acceso desde el centro de la ciudad. No estuvo muy acertado, la verdad. Las ambulancias tienen que pasar por media Tortosa para poder llegar a su destino, y aún gracias que en la última subida cuentan con un acceso directo y exclusivo.

Más complicado lo tienen las personas que van al hospital andando, en transporte público o vehículo particular. Para subir a pie existe una escalera en mal estado. Existe la posibilidad de ir en bus, pero los sindicatos y las asociaciones de vecinos hace tiempo que denuncian que el servicio actual es insuficiente.

Lo peor, sin duda, son los aparcamientos, insuficientes sobre todo por las mañanas de entre semana, cuando funcionan las consultas externas. Hace unos años se adecuó un foso de la muralla cercana como área de estacionamiento, con las dificultades que conlleva subir por un camino de tierra hasta el hospital, en especial los días de lluvia.

Cada vez que tengo que ir al Verge de la Cinta por lo que sea, me pongo ‘enferma’ por la odisea que -sé perfectamente- me encontraré al llegar, para encontrar un sitio para aparcar. Creo que como a mí, le sucede a la mayoría de usuarios, que van al hospital desde las cuatro comarcas del Ebre.

La Generalitat prepara un plan de movilidad para solucionar todas estas problemáticas. Es urgente que se presente y se ponga en marcha.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También