Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

La prueba del acuerdo a tres

Entre Ciudadanos y Podemos existe incomunicación si no hostilidad. De acontecer un acuerdo sería milagroso

Whatsapp

Esta tarde se reúnen PSOE, Podemos y Ciudadanos para intentar el hallazgo de una fórmula de estabilidad que dé paso a un gobierno capaz de formarse con los mimbres electorales del 20 de diciembre. Como es conocido, el PSOE y Ciudadanos acuden a la reunión con un pacto centrista que básicamente postula políticas socioeconómicas moderadas, ortodoxas frente a Bruselas y tibiamente socialdemócratas de cara al interior del país, así como un programa de reformas estructurales que incluye la reforma de la normativa electoral y el propósito de actualizar también la Constitución. De otra parte, PSOE y Podemos han dulcificado su relación aunque sin concreciones, hasta el punto de hacer posible el encuentro de hoy. Y entre Ciudadanos y Podemos existe incomunicación si no hostilidad, y es este elemento el que dificulta verdaderamente el pacto que hoy en teoría se pretende. Con estos ingredientes, la incompatibilidad entre Ciudadanos y Podemos podría resolverse mediante la abstención de uno de los extremos a la unión de los otros dos partidos. Pero la opción de que Ciudadanos se abstenga ante un acuerdo PSOE-Podemos parece fuera de la realidad. En otras palabras, esta tarde Podemos debería poner precio a su abstención, si de verdad se quiere rehuir el otro término de la disyuntiva que hoy se dirime, que es el que representan las nuevas elecciones, salida que se vislumbra como única viable de no acontecer hoy un milagro.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También