Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La refundación de Catalunya

Está en juego quién ha de pilotar el cambio político de Catalunya

Jesús Gellida Albiol

Whatsapp

Días decisivos para la reconfiguración del mapa político catalán. Durante este mes Convergencia y Podem afrontan su refundación para encarar con garantías el próximo periodo de la política catalana que en septiembre empezará el curso político con el desafío de una cuestión de confianza por parte del presidente Puigdemont, la cual puede suponer una modificación sustancial de la hoja de ruta independentista y que tendrá enfrente a un ejecutivo español previsiblemente presidido por Rajoy.

El proceso iniciado por Convergencia ha dado lugar al nacimiento del Partido Demócrata Catalán después de un congreso en el que las bases han hecho evidente la desconexión existente con la dirección. Una renovación que define a la nueva Convergencia como partido independentista que defiende la república para Cataluña y que busca la centralidad política. En este proceso de mutación de la derecha catalana el pulso interno entre las diferentes familias se ha situado en la elección a través de primarias el próximo 23 de julio de la nueva dirección ejecutiva que se tendrá que coordinar con el tándem presidencial Mas-Munté.

Por su parte, Podem celebra primarias entre el 22 y el 24 de julio donde cinco candidaturas optan a liderar el nuevo Consejo Ciudadano de Cataluña. Un proceso que se produce después de 10 meses desde la dimisión de la secretaría general y que tiene que servir para superar la interinidad, las disfunciones y la crisis en que se encuentra la organización. En juego está la construcción desde abajo, con los círculos, de un Podem fuerte, horizontal y participativo, feminista, plurinacional y confluyente o la configuración de una estructura de la vieja política.

En estos momentos Convergencia continúa en un lugar privilegiado ostentando la presidencia de la Generalitat a pesar de tener menos diputados que nunca disimulados dentro de Junts pel Sí. No obstante, después del 26J ERC se siente cada vez más fuerte y podría ocupar un rol hegemónico en el próximo periodo si el experimento de Convergencia 2.0 no cuaja. Mientras tanto, el Podem que surja de las primarias será una pieza clave en el nuevo sujeto político de la izquierda catalana que se configurará alrededor de lo que representa En Comú Podem y que busca la fórmula para articular de forma participativa y desde la diversidad una candidatura ganadora para las próximas elecciones catalanas.

Refundaciones para afrontar un periodo político en el que habrá que definir el futuro de Cataluña y en el que está en juego que el cambio político lo piloten las élites como hasta ahora o una mayoría social desde abajo a través de un proceso constituyente para decidirlo todo.

jgellida.blogspot.com

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También