Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

La seguridad ante todo

La negativa del Port a celebrar el festival de música electrónica en la antigua cantera del Cap Salou es un buen ejercicio de prudencia

 

Diari de Tarragona

Whatsapp

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha comunicado a la empresa Elrow Friens&Family su negativa a autorizar la celebración de un festival de música electrónica en la antigua cantera del Cap Salou. En los últimos días, la posibilidad de que se llevara a cabo este evento musical en los terrenos abandonados junto al mar, propiedad del Port, ha suscitado una considerable polémica que ha derivado incluso en un airado enfrentamiento verbal entre los alcaldes de Salou y de Vila-seca. La antigua cantera se ubica en el término municipal de Salou, pero los accesos y la mayor afectación en cuento a molestias caería sobre los vecinos de  Vila-seca, concretamente en su distrito de La Pineda. Sin que hayan trascendido los pormenores en los que sustenta el Port su negativa es fácil adivinar que han primado los argumentos de seguridad. La antigua cantera es un espacio semiabandonado, con accesos muy precarios y angostos. El espacio queda atrapado entre el acantilado y el mar por lo que en caso de algún incidente que pudiera provocar una avalancha humana, el lugar podría convertirse en una auténtica ratonera. Es comprensible que el Port haya puesto por delante la seguridad. Sucesos recientes de infausto recuerdo obligan a ser extremadamente cuidadosos en la autorización de determinados espectáculos en recintos masivos. Con toda seguridad encontrará Salou un espacio alternativo que reúna las condiciones adecuadas. Con la seguridad no se juega.

 

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También