Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las citas con las urnas más trascedentes

Las municipales y las europeas son las dos elecciones más importantes para nuestras vidas cotidianas

Pedro Clúa

Whatsapp
Las citas con las urnas más trascedentes

Las citas con las urnas más trascedentes LLUIS MILIAN

Ya estamos en plena campaña electoral y los candidatos ponen su voluntad para captar la atención de los ciudadanos, en la confianza de obtener su voto en las urnas el próximo día 26 de este mes de mayo.

Parece que son dos elecciones en las que, en general, la participación no es tan elevada como en las autonómicas o generales. Veremos si esta vez se confirma la tendencia a la baja y los electores se toman la cita con menos interés que el pasado 28 de abril.

En mi opinión, son las dos elecciones más importantes para la vida cotidiana de los ciudadanos. Por lo tanto, deberían ser las que hubiera mayor participación en las urnas. Entre la Unión Europea y su parlamento y cada municipio y su Ayuntamiento, estamos hablando del máximo nivel decisorio y del mínimo, desde la perspectiva de la democracia participativa y parlamentaria, de nuestro mundo occidental.

En efecto, en el Parlamento de la Unión los europarlamentarios elegidos por los europeos, proponen, discuten y pactan, aquellas normas que van a formar el cuadro general, dentro del cual vamos a caminar a lo largo de nuestras vidas. Las normas básicas fiscales, laborales o medioambientales nos vienen configuradas desde Bruselas y Estrasburgo.

También el Parlamento Europeo nos configura básicamente el sistema de defensa, las relaciones exteriores o la seguridad interior, que formarán la protección de los ciudadanos, a través de la normativa europea de aplicación directa o indirecta.
Después, los gobiernos estatales se verán obligados a aprobar las normas de desarrollo necesarias, a través de sus respectivos parlamentos, para evitar las sanciones de la Unión, por los posibles incumplimientos de las llamadas Directivas y Reglamentos de ámbito europeo.

Y, en cuanto a las elecciones municipales, en función del alcalde y del equipo de gobierno que hayan surgido de las urnas, tendremos unos administradores de recursos públicos, que darán preferencia a temas tan diversos como la reforma y mantenimiento de las calles del municipio, la movilidad dentro del circuito urbano, la cultura en sus distintas manifestaciones o el urbanismo  y el tipo de ciudad que quiere desarrollarse.

Parece claro que no será lo mismo un equipo de gobierno partidario de atender preferentemente a la cultura y al deporte de la ciudadanía, que otros gobiernos que tengan hábitos de poca transparencia en sus relaciones con los administrados. El resultado final dependerá de nuestro voto en la urna. Y, por último, tenemos la ventaja de que podemos utilizar una papeleta para cada lista, de distinta formación política, según preferencias personales.

* Pedro Clúa es abogado

Temas

Comentarios

Lea También