Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las dos cosas a la vez

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

El Partit Demòcrata Català es capaz de superar aquella sentencia de que no se puede repicar las campanas e ir en procesión.

El lunes Francesc Homs anunció su disposición a ser presidente del Congreso de los Diputados. Sorprende en alguien que detesta la Constitución y quiere irse de España.

Y al mismo tiempo que él se ofrece a encabezar la procesión, su partido obedece a la ANC y toca las campanas a favor del RUI (Referèndum Unilateral d’Independència), si bien cambiándole el nombre por «mecanisme unilateral d’exercici democràtic».

Se me escapa qué pretendía Homs con su aspiración, pero la adhesión a la propuesta de la CUP y de la Asamblea es clara: el PDC, en su condición de independentista, no quiere que se le confunda con una versión descafeinada de ERC; y por otra parte no quiere molestar a la CUP, que en septiembre tiene que aprobar a Puigdemont en la moción de confianza.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También