Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Las socorristas de Gijón

Las chicas que salvan vidas en las playas de Gijón se han visto envueltas, muy a su pesar, en una polémica de tintes machistas

Álex Saldaña

Whatsapp
Algo hemos hecho mal cuando para un problema derivado del machismo aplicamos una solución machista. Es lo que ha sucedido en Gijón. Ante la aparición en las redes sociales de un tuit que se hizo viral sobre el físico de las socorristas de las playas de esta ciudad, el departamento de Salvamento del Ayuntamiento de Gijón no ha tenido mejor ocurrencia que ‘aconsejar’ a las mujeres salvavidas que se pusieran el pantalón. O sea, que encima de ser blanco de miradas y comentarios machistas, se las culpabiliza a ellas. No ha faltado quien se ha apresurado a decir que se trata de una anécdota sin mayor relevancia y que habría que dejarla pasar. Craso error. Estas historias aparentemente pequeñas encierran realidades vergonzosas que hay que erradicar aplicando el principio de tolerancia cero. Lo dicho, algo hemos hecho muy mal si aún hay quien cree que una mujer provoca porque va vestida de una determinada manera o porque camina sola por la calle de noche. Claro que en medio de tanta estupidez también he leído comentarios muy acertados: «Ellas te salvan la vida y tú les miras el culo». Pues eso. Triste. Muy triste...

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También