Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Le Pen, padre e hija

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

El domingo se celebrará la segunda vuelta de las presidenciales francesas. En la primera venció Macron con el 24% de los votos, pero Marine Le Pen obtuvo el 21%, batiendo la marca de su padre, Jean-Marie Le Pen, que logró el 17% cuando pasó a la segunda vuelta contra Chirac.

«¿A qué cree que es debido que su hija experimente menos rechazo que usted?», le preguntaron al fundador del Frente Nacional, y el ultraderechista contestó: «Yo soy un antiguo paracaidista; ella es una madre de familia. Es normal que dé una imagen más agradable».

Marine Le Pen no carece de personalidad. Expulsó a su padre del partido que había fundado, por su negación del holocausto. Pero es igual de radical: quiere sacar a Francia de la OTAN y del euro, restablecer controles fronterizos, sopesa restablecer la cadena perpetua o pena de muerte, etc.

Su improbable victoria sería una desgracia para Francia y para Europa.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También