Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Les cartes al director del dia

Whatsapp

En defensa de mi cartasobre los silbidos

Sobre el señor que ha opinado sobre lo que escribí de los silbidos, en primer lugar decirle que a mí sí que me gustaría conocerle porque cuanto más escuchas y debates más aprendes y por mi edad me iría bien conocer sus ideas que deben ser totalmente opuestas a las mías, pero obviamente las dos son respetables.

Creo o así creí que con lo que escribí no era para llegar a ofender a nadie o tal vez no me expliqué bien, quería decir que en los partidos de fútbol se tocaran los himnos de los clubes y no los himnos nacionales.

Como dice usted, supongo que si silbaran a Els segadors, se burlasen de mis presidentes o se mofaran de mi bandera, no me ofendería tanto personalmente, porque por encima de todo está la libertad, pero para todo y después viene el respeto y la educación.

No digo que estuvieran bien los pitidos, pero esta gente era totalmente libre de expresar lo que quisiera, y por las imágenes que emitieron por la TV nos enseñaron que las dos aficiones eran educadas y cordiales entre ellas.

Sobre el rey y mi presidente (porque tanto si me gusta o no, lo eligió el pueblo), no opino ni opinaré, porque yo aún no tengo edad para poder elegir. Al rey lo debieron votar mis abuelos y al presidente no tengo edad para poder decidir. Pero de todas formas, tienen todo mi respeto porque han sido elegidos por el pueblo y la democracia es lo que debemos conservar, porque con ella tenemos libertad para votar, hablar y expresar lo que pensamos, tanto si gusta o no.

Perdone si le he ofendido, no era mi intención. Le pido perdón porque esto es lo que me han enseñado toda la vida en mi casa, respeto y educación.

Le contesto en castellano para que vea que no soy ningún fanático. Hablo y escribo perfectamente castellano, catalán, inglés e italiano. Le vuelvo a pedir perdón si se ha sentido molesto.

Xavi Llambrich Franch

(Deltebre)

Eugeni d’Ors i el bon gust

Vaig tenir el goig i el privilegi d’assistir a la jornada d’estudi dedicada a Eugeni d’Ors, convocada per la Institució de les Lletres Catalanes , que ha publicat el llibre Eugeni d’Ors. Potència i resistència, un volum editat per Xavier Pla amb més de trenta textos d’estudi dedicats a la figura de l’escriptor i la seva obra. En un moment determinat s’hi esmentà una sentència seva que en cap cas no hauríem de confondre amb una boutade: «En aquest país el més revolucionari que es pot fer és tenir bon gust».

És evident que el controvertit Eugeni d’Ors va ser el providencial intel·lectual per la modernització i l’enaltiment de la ciutadania a través de la cultura. La Catalunya d’avui és l’hereva del Noucentisme. En canvi, l’actual període històric –dit contemporani– culturalment segueix condicionat i supeditat a les directrius culturals imposades a la devastada Europa en el període de la guerra freda pels Estats Units. Certament, avui a Europa el més revolucionari que es pot fer és tenir bon gust. Caldrà rellegir amb atenció Eugeni d’Ors.

Jordi Pausas

(París)

Cruyff y el himno

Cruyff, el que fuera jugador, entrenador y presidente de honor del Fútbol Club Barcelona ha dicho: «Pitar el himno nacional es una desgracia absoluta y total, además de una falta de respeto. Considero que al que actúa de esta manera le falta un tornillo».

Es penoso que tenga que ser un holandés el que se exprese claramente al respecto, mientras otros, sobre todo determinados medios de comunicación, articulistas y tertulianos, pudiéndolo hacerlo, callan, miran para otro lado y/o sólo se atreven a hacer algún tibio comentario. Pero que sepan que así quedan retratados ante los ciudadanos.

Juan Fernández

(Stuttgart)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También