Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Les cartes al director del dia

Whatsapp

Maldito ‘overbooking’

Volviendo ya de vacaciones nos encontramos en el aeropuerto de Amsterdam un grupo de jubilados dispuestos a regresar a España. La nada amable azafata que debería atendernos se limita a dirigirnos hacia estos modernos aparatos en que tu solito tienes que hacerte el checking. Como todos respondemos que no sabemos hacerlo, nos redirige hacia el mostrador que correspondía a nuestro vuelo de KLM, donde había tres señoritas dispuestas a atendernos ya que no tenían a ningún pasajero en aquel momento.

O sea que todo el mundo peleando con los aparatos y las señoritas sin movimiento alguno. Te sube la hiel.

Una vez conseguidos los billetes nos dirigíamos a la puerta de embarque cuando unos compañeros me preguntaron por mi número de asiento, ya que ellos tenían letras en lugar de números.

Pues resultó ser que había overbooking. Les ofrecieron regresar a un hotel y viajar al día siguiente, o aceptar una indemnización de 500€ por persona. Suena a chiste, pero ellos tenían un billete pagado para regresar y lo que menos les importaba era el dinero.

El señor con 87 años y con los nervios a flor de piel, me dijo que en los miles de kilómetros que lleva alrededor del mundo, jamás le había ocurrido este percance, y finalmente logró ser atendido y le concedieron un asiento detrás del mío y a su esposa la ubicaron junto a las azafatas. Esto es de película. Y a la otra pareja que les pasó lo mismo, les dieron plaza en business, no sin antes dar unos buenos gritos en el mostrador. Cómo se puede permitir que las compañías aéreas vendan más asientos de los que tienen? Se hacen las leyes a favor del fuerte, y al débil que lo atienda… A los que no entendemos de estas situaciones, nos suena a estafa podrida.

M.ª Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

La playa-cenicero de Salou

En la playa Llevant de Salou ondea la bandera azul, un distintivo que la denomina como una playa de calidad. Sin embargo, no todo lo que reluce es bandera azul o playa limpia. La playa está llena de colillas y restos de basura, gracias al incivismo y mala educación de bañistas fumadores y no fumadores. Por qué se permite tanta suciedad y tanta contaminación ? En enero de 2015 estuve en Hong Kong. En el famoso paseo de las «estrellas» (Bruce Lee, Jet Li, etc.) está prohibido fumar, escupir o andar en bicicleta. Es un paseo al aire libre, pero solo se permite fumar en zonas para fumadores. Por qué no aprendemos de los que hacen las cosas un poquito mejor que nosotros?

Andrés J. Moreno Cañizares

(Vila-seca)

I com deu ser ella?

La democràcia, amb tot el seu esplendor, volem dir. Perquè la que ens ha tocat viure i sofrir, no dona, ni, tal com pinten les coses, donarà gaire més de si del que ja coneixem, o encara pitjor.

No era descabellada, doncs, la definició que va fer el primer ministre britànic Sir Winston Churchill en la Casa dels Comuns, l’any 1947, on digué: «...la democràcia, és la pitjor forma de govern, excepte totes les altres formes emprades fins aleshores», afegint, tot seguit, que no creia en un món millor.

Pere Serra Vilas

(Tarragona)

Epílogo de un partido

El congreso extraordinario de UPyD que renovó al Consejo de Dirección bajo el liderazgo de Andrés Herzog y puso punto final a la etapa de Rosa Díez sirvió para constatar que el otrora prometedor partido magenta tendrá más que complicado superar el estado de coma inducido al que los errores de sus dirigentes le condenaron. El cónclave fue un quiero y no puedo de una organización que languidece con 4.000 militantes, apenas 300 comparecientes en el congreso y unos cuadros políticos con insuficiente ánimo político.

Pedro García

(Sant Feliu)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También