Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Les cartes al director del dia

Whatsapp

Las cifras del desempleo

Como era de esperar y con las elecciones generales en el horizonte, el gobierno ha dado las cifras de desempleo al mes de mayo.

La cifra la califican de excelente desde el Ministerio correspondiente, se ha bajado de la sistemática cifra de 4M, ocasión para pregonar su buena gestión y lanzar las campanas al vuelo. Dicen que el paro ha bajado en 119.768 y que crearon 198.004 empleos.

Habría que preguntarle al gobierno, ¿cómo se ha llegado a esta cifra.? Habría que preguntar, por ejemplo, si han tenido en cuenta los desempleados que han pasado a pensionistas y también si en este periodo concreto se han realizado contratos de formación o similares, o sea, una burla a la información.

También informan de los contratos que se han creado, pero no hablan de los contratos destruídos y éstos si que tienen influencia en el verdadero sentimiento laboral.

Cada día por la prensa y medios de comunicación te enteras de que tal o tal empresa ha despido a unos cientos de trabajadores, bien por un ERE, despido objetivo, porque le da la gana al empresario de acuerdo con su Reforma Laboral y éstos normalmente suelen tener antigüedades superiores a 20 años y cotización a la Seguridad Social bastante más importante que los nuevos contratos creados.

O sea, se van despidiendo trabajadores con contrato indefinido y los cambian en su estadística por contratos a tiempo parcial, media jornada, fin de semana y en el mejor de los casos, por los tres meses de temporada, ya tiene el gobierno motivos para lanzar las campanas al vuelo y pregonar que ya no hay desempleo y toda la parafernalia que le quieran agregar, el Partido Popular se lo guisa... y se lo come, lo más jodido es que ni sindicatos ni oposición ni le rebaten ni les invitan a analizar sus cuentas.

Es obvio y evidente que el contrato indefinido ha tocado a su fin, pero lo más lamentable es que la destrucción paulatina del mismo sirve para esconder el verdadero problema del paro en nuestra sociedad.

Para analizar en síntesis la bajada del desempleo. Se despide un trabajador con contrato indefinido, es reemplazado por un contrato a tiempo parcial que cobra la cuarta parta que el genuino y se renueva cada vez que le da la gana al empresario y por cada renovación hace bajar la tasa de paro. O sea, que un despido puede convertirse en la creación de 10, 20 ó quizás más empleos, mentira, es el mismo que va rodando y va sumando.

Si tanto empleo se crea, nos podrían hablar de las cotizaciones a la Seguridad Social, nos podrían explicar, por ejemplo, como está el Fondo de Previsión para el Pago de Pensiones, del cual el Partido Popular ha gastado el 60% y seguro que para hacer efectiva la paga extra de verano a los pensionistas tendrán que recurrir a la llamada «hucha».

Emili Roca Miguel

(La Nou de Gaià)

La UE no quiere velos (ni cruces) en el trabajo’

Acertada decisión si es que llega a buen término y logra aprobarse, si señor. Pero, siempre hay un pero en cualquier arbitraje, es que no existe comparación alguna entre el uso del velo islámico, burka o niqab y una cruz o crucifijo a modo de accesorio, como se presupone.

No tiene punto de comparación y, por lo tanto, no entiendo todavía como esta circunstancia tan meridiana y evidente ha podido ser la causa de este debate jurídico en el seno de la UE.¿A quién molesta una crucecita en el cuello? A nadie. ¿Y qué exhibición de religiosidad o fanatismo representa? Ninguna.

En cambio, no hay lugar a dudas de que sí molesta e incomoda al mundo occidental sea cual sea su religión, percibir el uso del velo islámico y peor aún la proliferación de vestimentas tan sectarias y radicales como son el burka o el niqab.

En su casa, que hagan y vistan como quieran –faltaría más–, pero, por favor, fuera de ella, miren de hacer caso al popular refrán que dice «adonde fueres, haz lo que vieres».

Sinceramente, más de medio mundo se lo agradecería y se evitarían un montón de problemas, discusiones y tiranteces, que ya bastantes hay. ¿Tan difícil es?

Pau Òdena

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También