Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Les cartes al director del dia

Whatsapp

Carta als Reis Mags

Ja tinc una edat que està molt lluny del temps de la infància. Però en el fons vull continuar sent un nen.

Amb la innocència, els somnis, l’esperança i la mirada profunda i clara d’ells. Perquè encara vull tenir fe en un futur. Perquè encara crec en la gent i en els polítics íntegres i honestos. Per això us demano per al 2017:

1. Que desaparegui el populisme i la xenofòbia, que últimament estan massa presents en les nostres vides.

2. Que acabi la violència de gènere que tant dolor i morts està causant en la nostra societat.

3. Que finalitzin les guerres, els conflictes, la violència i el terrorisme i puguem viure en un món en pau i tranquil·litat.

4. Que els polítics no pensen únicament en les pròximes eleccions sinó també en les pròximes generacions.

5. Que es posi fi a les desigualtats socials i tot tipus de discriminacions.

6. Que ens respectem més entre les persones.

7. Que els pensionistes tinguin una pensió digna.

8. Us demano, també, per les persones més vulnerables i indefenses: gent gran; discapacitats, malats i sobre tots els nens.

Per a mi no demano res.

Perdó, em deixava finalment que ens ajudeu a solucionar un tema que em preocupa i molt, i és que els polítics, amb tranquil·litat, intel·ligència i sense línies vermelles, pactin, dialoguin (dialogar no són dos monòlegs) i arribin a un acord polític, en el qual sigui possible un nou encaix de Catalunya dins d’Espanya.

Necessitem imaginació i empatia. Necessitem líders amb visió de futur i que anteposin els interessos generals sobre els particulars i personals, inclús sobre els del seu propi partit.

Ja no volem més precipitacions, errors, frivolitats i exclusions. Us demano massa coses? O en tot cas, creieu que són impossibles? La gent i la societat en general, també tenen dret a somniar.

José Luis Solans Pueyo

(Lleida)

Los Reyes Magos de Oriente

Llegan los Reyes Magos del Oriente lejano, siguiendo la Estrella que se posa donde hay un niño recién nacido, cubriéndolo con su luz y la vida que de ella se desprende, buscando al Rey de los Judíos, y que hace dos mil años nació el Hijo de Dios en un establo pobre, en Belén, hijo de José y María y cada año se celebra este acontecimiento cristiano.

Los Reyes Magos de Oriente ofrecieron a Jesús oro, incienso y mirra como presentes y este año en las «Terres de l’Ebre», y en las de todo el mundo, esperamos, deseamos que nos traigan dichas riquezas y más para paliar el hambre, tan generalizado con la riquezas tan mal repartidas.

Que nadie se quede sin casa por unas leyes injustas y sin sentido, que los jóvenes con muchos años de preparación y esfuerzos no tengan que salir fuera de su país para encontrar trabajo y ganarse la vida, llevar medios de subsistencia a los países subdesarrollados, para que no arriesguen la vida por nuestros mares de ensueño, perdidos en míseros cayucos. Que haya más humanidad, más humanismo y más cultura.

Llegan los Reyes Magos del oriente lejano, tan lejano, que se pierden como mis recuerdos de infancia, tan difusos y tan recuperados en estos días, antesala de la magia, en los que vuelven las ilusiones de golpe, para llenar el pensamiento de luces de colores y de paisajes de balcones llenos de juguetes.

Los corazones palpitando, con la ternura temprana e inocente que evocan los recuerdos.

Llegan los Reyes Magos, en tren de madera con su máquina negra y su chimenea emanando esperanzas, por la vía de la vida, por el mar surcando olas de eternidad.

Mis pequeñas manos abiertas, esperando regalos y mis labios sonriendo, la vida es la luz de una sonrisa con lados oscuros, donde suenan melodías de cantos de poetas. Ojos encendidos que brillan más y manos que esperan y poemas en un rincón, también esperan.

Los Reyes magos de Oriente llegan como la luz en las noches oscuras de ahora y las luminosas del ayer.

Los Reyes Magos llegan por el río, repartiendo agua para mitigar la sed de justicia para el alma y el cuerpo, llenando, colmando de ilusión y de inocencia a los niños y a todos los que sienten latir en el corazón el niño aquel que todavía no se fue.

Gloria Fandos Gracia

(Tortosa)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Lea También