Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Liberar los peajes ya

Álex Saldaña

Whatsapp

Nunca he sido muy partidario de los cortes de carreteras y de las barricadas en vías de comunicación, pues con demasiada frecuencia los grandes paganos de estas acciones son personas que, pese a compartir en muchos casos los motivos de la protesta, sufren las consecuencias de un problema que ni han generado ellas ni tienen la solución en sus manos. En este sentido, siempre recordaré aquella chica que se dirigía a visitar a su madre, gravemente enferma en el hospital, y que se vio atrapada en un atasco por una protesta en la carretera. Cuando llegó, su madre acababa de morir. La vi, desconsolada, maldecir a los manifestantes por no haberle permitido despedirse de su progenitora. Y, sin embargo, creo que algo hay que hacer para que los responsables de Fomento dejen de ningunear a esta provincia y se pongan de una vez manos a la obra para modernizar unas infraestructuras cuartomundistas impropias de un territorio próspero que tiene en el turismo uno de sus principales motores económicos. Porque no es de recibo que la gente se mate en una Nacional 340 que se ha demostrado insuficiente para absorber el tráfico que por ella rueda, ni son normales las colas que cada domingo padecen los maños e ilerdenses en la C-14, convertida en un gran aparcamiento entre La Selva del Camp y Montblanc porque la A-27 lleva lustros de retraso. Es del todo razonable la petición de que se liberen los peajes de unas autopistas de sobra amortizadas mientras no exista una autovía. Claro que en este punto tan justo es dirigir la vista hacia Madrid como hacerlo hacia Barcelona, pues tampoco hay que olvidar que la C-32, esa autopista que lleva de El Vendrell a Barcelona, es propiedad del Govern, y, para más inri, se trata de la vía rápida más cara del todo el Estado, con el agravante de que mientras Madrid ha congelado este año el precio de sus autopistas, nuestra Generalitat lo ha incrementado –sí, porque Catalunya también nos roba–. En fin...

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También