Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Libertad y seguridad

No dejemos que los retos y desafíos nos sometan y cerquen nuestras libertades
Whatsapp

Hoy, 15 de enero, el ministro de Asuntos Exteriores de la República Serbia, Ivica Da?i?, intervendrá ante el Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), en Viena, para presentar las prioridades que como Presidencia en ejercicio durante el año 2015 ha previsto desarrollar en los tres ámbitos de la seguridad que figuran en la agenda de la organización (dimensión político-militar, económica y medioambiental, y humana).

Este año, además, coincide con la celebración del 40 aniversario del Acta Final de Helsinki, lo que representa un gran reto y una oportunidad para la OSCE con el fin de alcanzar sus objetivos, especialmente en relación con la actual crisis en Ucrania. La respuesta dada por la OSCE en circunstancias tan difíciles demuestra que la organización puede hacer valer sus ventajas comparativas y contribuir eficazmente a afrontar los retos de este tipo de crisis y da fe de su importancia como acuerdo de seguridad regional. La conmemoración del cuadragésimo aniversario del Acta Final de Helsinki deberá servir, además, para recordar los párrafos de su preámbulo que hablan de la solidaridad, el propósito común, la superación de los enfrentamientos y la desconfianza, el desarrollo de la comprensión mutua y el aumento de la confianza, la cooperación en beneficio de la humanidad y el bienestar de todos los pueblos.

Aunque mucho ha cambiado la realidad internacional desde entonces, los 57 Estados participantes que conforman la OSCE actualmente, entre ellos España, tienen la responsabilidad de actuar consistentemente en defensa de las propias normas y los principios que contiene este documento, cuya relevancia se ha hecho ahora más patente. Las nociones que prevalecen en este legado son las del diálogo y el compromiso, la resolución pacífica de los conflictos, el fomento de la confianza, la solidaridad, la responsabilidad y la cooperación. Por lo tanto, el desafío que se nos plantea en estos momentos podría traducirse igualmente en un lema: la reconstrucción de la confianza y la confianza con el fin de crear una agenda positiva para el futuro.

Por otra parte, la OSCE no es ajena a los retos que plantean las amenazas terroristas existentes y emergentes. Cuando el mundo sigue de duelo por el horrendo ataque contra el semanario Charlie Hebdo y por las víctimas mortales del atentado contra un supermercado judío de París, es clave reflexionar sobre la necesidad de consensuar un enfoque integral que permita a nuestros gobiernos tomar las medidas necesarias, no sólo en términos de lucha contra el terrorismo y garantizar la seguridad de nuestros ciudadanos, sino también para fomentar la tolerancia y la no discriminación en nuestras sociedades. Pero también hay otros asuntos relacionados con la seguridad que OSCE abordará este año bajo la presidencia serbia, coincidentes con los que nuestro país tiene en su agenda internacional. En efecto, tal como reza el Real Decreto 1/2015, de 9 de enero, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, «España se enfrenta en los próximos años a un triple desafío: el auge de la diplomacia preventiva; la importancia de los derechos humanos y el Estado de Derecho en un mundo en cambio; y el reto del cambio climático».

Asimismo, el papel de nuestro país en relación con todos los temas comentados se verá consolidado, precisamente coincidiendo con el 40 aniversario del Acta Final de Helsinki este año, tras el inicio el pasado 1 de enero del mandato de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el bienio 2015-2016.

En conclusión, si se nos permite parafrasear a Michel Houellebecq, no dejemos que los retos y desafíos que tenemos planteados, sean de la índole que sean, nos sometan y cerquen nuestras libertades, y hagamos un llamamiento al esfuerzo de todos, responsables políticos y ciudadanos, para recobrar la confianza en los valores y principios que suscribimos en su día en Helsinki.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También