Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Lo esencial es la hipocresía

Es probable que el primer ministro griego y estrella mediática semanal del orbe salga finalmente con bien del embrollo
Whatsapp

Es probable que el primer ministro griego y estrella mediática semanal del orbe salga finalmente con bien del embrollo en que se metió él solo con su decisión de matizar, demorar, desacreditar, hacer votar y finalmente aceptar el paquete de exigencias y ayudas que la UE le propuso perentoriamente para rescatar por tercera vez a su país.

El joven jefe de Gobierno –tiene 40 años– ha terminado por vender su mercancía según los convenientes consejos que las escuelas de comercio arcaicas daban a sus alumnos: llegado el momento, todo ha de parecer distinto aunque sea sustancialmente igual. Y en este caso, siendo sustancialmente igual lo que ofrecía la UE –y él hizo rechazar en referéndum– que su propuesta final lo probable es que de hoy al domingo sea aceptada.

No habrá desdoro alguno en tal conducta pues nadie quiere un drama rupturista y la opinión mayoritaria favorece una salida cuya condición esencial es la hipocresía. Dando a Tsipras la apariencia meramente formal de una victoria, Bruselas hará exactamente lo que debe.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También