Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Lo real supera a la ficción

Eduard Castaño

Whatsapp

Llevamos varios años en que la situación económica del país no levanta cabeza. Al menos, en los términos que eran de esperar y de exigir. Esa misma situación general es la que acaba pormenorizándose en cada casa, en cada familia, en cada persona. Es una realidad que se palpa, de la que conocemos detalles de cómo se fraguó esta nueva Gran Recesión. Hemos aprendido nombres como Lehman Brothers, denominaciones como ‘hipotecas subprime’ o consideraciones de las agencias de calificación ( Moody’s, Standard & Poor’s o Fitch).

La televisión, la radio y los diarios nos han puesto al día de cada movimiento en las altas esferas que ocasionaron el drama actual. Pero el cine ha dado un paso importantísimo para acercarnos a la realidad, la más cercana, la que nos muestra el sufrimiento de la gente de la calle. El cine es un medio grandilocuente, espectacular y potente. Engrandece y magnifica hechos. Recientemente, la espléndida ‘Spotlight’ (nominada a 6 Oscar) reflejaba los engaños de algunos magnates por enriquecerse sin mayores escrúpulos. Recuerdo también ‘El lobo de Wall Street’ de hace dos años, que trataba de forma muy irónica la situación.

Pero mi aplauso es también para las pequeñas películas que muestran el dolor del ciudadano, de cualquier parte, como consecuencia de aquel: ‘de aquellos polvos vienen ahora estos lodos’. Filmes como ‘Techo y comida’, ‘A cambio de nada’, ‘El corredor’ o ‘Requisitos para ser una persona normal’ reflejan fielmente nuestra realidad más cercana. Triunfaron en los Goya. El cine español se ha acercado a la calle, a la realidad. Sin efectos especiales.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También