Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Los depósitos de la CLH, fuera de la ciudad ya

¿Qué ciudad no habría montado ya una cruzada para sacar de la trama urbana los depósitos de combustible?

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los depositos de la CLH son un anacronismo urbanístico que hay que resolver. PERE FERRÉ

Los depositos de la CLH son un anacronismo urbanístico que hay que resolver. PERE FERRÉ

El Pla d’Ordenació Urbanística Municipal de Tarragona parece que lo ha mirado un tuerto. Después de diez años de interminables tramitaciones y cuando ya parecía por fin despejado el horizonte para comenzar a aplicar los cambios urbanísticos que Tarragona necesita, llega una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya que anula la resolución de la Direcció General d’Ordenació del Territori i Urbanisme de la Generalitat que daba su conformidad al texto refundido del POUM. El fallo se produce a instancias de una demanda interpuesta por la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) que se ve plenamente afectada por la nueva planificación, ya que los terrenos que ahora ocupa junto al Francolí cambian de calificación industrial a suelo urbano y terciario con el fin de regenerar la fachada fluvial de la ciudad. Es de una palmaria evidencia que los depósitos de la CLH deben abandonar su actual ubicación. Por mucho que estemos hablando de Tarragona, que parece la ciudad de los equipamientos inversos. Aquellos servicios que deberían estar en le centro de la ciudad están en las afueras y, en cambio, los que deberían estar en la afueras están en pleno centro urbano, como lo es, entre otros, el parque de grandes depósitos de combustible situados a un tiro de piedra de cines, centros comerciales y grandes bloques de viviendas. ¿Qué ciudad no habría montado ya una cruzada para sacar a gorrazos de la trama urbana un equipamiento industrial de semejante hostilidad? Pues en Tarragona, incluso se permiten el lujo de paralizar el POUM. Una auténtica vergüenza. Para completar el desaguisado tampoco podemos obviar la pregunta de quién fue el astuto que olvidó de incluir en los trámites para recalificar el suelo industrial referido el informe previo de la autoridad estatal competente en materia de planificación de hidrocarburos, carencia que ha servido a CLH para avalar con éxito su recurso. Y mientras el ciudadano sigue presenciando absorto otra exhibición de disparates.

Temas

Comentarios

Lea También