Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Los horarios del Mercat

El talón de Aquiles del Mercat son los horarios y poder hacer compatible la ampliación de apertura y la rentabilidad

Whatsapp

El remodelado Mercat Central de Tarragona ha superado con nota las primera horas de su nueva etapa. La centenaria construcción modernista ha recobrado un nuevo atractivo y ha devuelto la vida a uno de los centros estratégicos de la ciudad que ha sufrido las interminables obras durante diez años. Ahora falta desmontar la carpa eufemísticamente llamada «provisional» para dejar expedita la plaza Corsini y dar el realce definitivo a la construcción. Entre todo el cúmulo de elogios se vislumbra, no obstante, un talón de Aquiles que no parece despejado. Se trata de la ampliación de los horarios. El primer sábado de apertura, la mayoría de pescaderías cerraron por la tarde. La zona del mercado que tiene acceso por la calle Colom ofrecía una imagen lúgubre, impropia de un equipamiento comercial. Si la situación se repite habitualmente o con frecuencia, el atractivo del Mercat se verá notablemente mermado. El reglamento de explotación prevé que el incumplimiento del horario establecido por parte de los paradista se considera una falta grave que, si se repite por tres veces en 18 meses, puede derivar en la pérdida de la licencia. Sin embargo, la vía coercitiva no resolverá un problema que afecta a muchas de las paradas. El rendimiento económico de muchos de los negocios no da para ampliar el personal necesario para atender la ampliación horaria. Este será el gran peligro del nuevo Mercat, por todo lo demás lleno de buenos augurios.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También