Opinión El mirador

Los invisibles también tienen su historia

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Los invisibles también tienen su historia

Los invisibles también tienen su historia

Los evitamos y en demasiadas ocasiones incluso logramos que sean invisibles. Pero, queramos verlos o no, ahí están. Basta con acercarse a ellos, conocer sus historias, para descubrir que en su lugar podríamos estar cualquier día cualquiera de nosotros. Es lo que le sucedió a Viviana, una vecina de Barcelona, cuando vio a un mendigo rebuscando entre la basura y se acercó a él para ofrecerle un poco de comida. Mientras le acompañaba al supermercado, supo que se llamaba Ángel, que tiene 62 años, que es de Badajoz, que llegó con 12 años a la Ciudad Condal, que durante toda su vida ha trabajado –en un taller de mecánica, de carpintero, en una fábrica de vidrio, en la construcción…–, hasta que la crisis de 2008 le explotó en la cara y desde entonces no encuentra nada.

Recibe una ayuda de 400 euros, con la que malvive como puede. «Es un hombre que preferiría mil veces trabajar o buscarse la vida antes que mendigar pero también ha tenido que aprender a ser uno de esos invisibles que van rebuscando entre lo que nos sobra a los afortunados. Creo que se merece algo mucho mejor», ha escrito Viviana, quien ha lanzado una campaña de crowdfunding para ayudarle. Y es que no hay nada como poner cara a los problemas, a las cifras, a las estadísticas, para comenzar a sentir empatía. Porque, insisto, Ángel podría ser cualquiera de nosotros.

Temas

Comentarios

Lea También