Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Los niños piden más tiempo con sus padres

Los mensajes que colgaron los pequeños en ‘Arbre dels desitjos’ lo dejan bien claro: urge fomentar la conciliación

 

Diari de Tarragona

Whatsapp

Los mensajes colgados por los niños de Tarragona en el ‘Arbre dels desitjos’ lo dejan bien claro: los pequeños quieren, sobre todo, pasar más tiempo con sus padres, jugar con ellos, hacer excursiones, pasar un rato hablando… No se trata de una sorpresa; diversos estudios han demostrado en los últimos años esta necesidad. De hecho, varios de ellos coinciden en que un 63% de los niños de entre seis y 12 años querría pasar más tiempo de ocio con sus padres. Lo dice también el psicólogo Javier Urra: «Si tú le preguntas a un niño qué es para él un día agradable, no te dirá que un día jugando con su tablet o con su videojuego favorito; te dirá que lo que realmente le hace feliz es salir al campo a disfrutar de la naturaleza o ir a la ciudad para conocer algo nuevo con sus padres». 
No se trata de una petición sin fundamento: según un estudio del Observatorio del Juego Infantil, el 70% de los padres y madres reconocen que apenas tienen tiempo para jugar con sus hijos. Y varias publicaciones aseguran que el tiempo de ocio que pasan los padres con sus hijos es de entre un 10% y un 20%. 
Obviamente, no se trata de que los padres y madres de hoy sean unos ogros que no quieren estar con sus pequeños. El ritmo de vida actual, repleto de prisas, obligaciones y deberes, hace casi imposible pasar más tiempo con los hijos. Porque, a pesar de que todo el mundo elogia la conciliación y coincide en que es necesario buscar medidas que la hagan realidad, no sólo cuesta mucho todavía encontrar empresas que apuesten por facilitar la conciliación de sus empleados, sino que cada vez son más los españoles que han de compaginar más de un empleo para poder llegar a fin de mes. 
Tenemos un problema grave con el tiempo familiar, y la solución requiere voluntad política y empresarial. Sin unos horarios racionales, mantener una vida personal y familiar satisfactoria resulta muy complicado. Y los niños demandan tiempo con sus progenitores. Estas fiestas pueden ser un buen momento para comenzar a complacerles.

Temas

Comentarios

Lea También