Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

Los pensionistes dicen basta

Sindicatos y jubilados denuncian que el Gobierno fomenta los planes privados de pensiones

Diari de Tarragona

Whatsapp
Marea de pensionistas en Reus. ALFREDO GONZÁLEZ

Marea de pensionistas en Reus. ALFREDO GONZÁLEZ

Han tenido mucha paciencia. Mucha. Demasiada dirán algunos. Pero finalmente han estallado. Miles de jubilados se echaron ayer a las calles de la mayoría de ciudades de España para defender el sistema público de pensiones, denunciar la miserable subida del 0,25% de las prestaciones y denunciar el denominado factor de sostenibilidad, que irá recortando todavía más el nivel adquisitivo de los pensionistas en un futuro. En Madrid, a gritos de «¡ladrones, ladrones!» y con las manos en alto, los manifestantes transitaron las calles del centro de la capital hasta llegar a las puertas del Congreso donde cortaron el tráfico. Los jubilados han respondido los intentos de la Policía por contener su avance con gritos de «somos pensionistas, no terroristas». La tensión se ha mascado en muchas de las concentraciones. «¡Qué vergüenza, qué vergüenza! ¡Nos roban las pensiones y también la dependencia!», se podía escuchar en los manifestantes. No quedó títere con cabeza. Las críticas fueron dirigidas contra la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, la presidenta de la comisión del Pacto de Toledo, Celia Villalobos, y el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los manifestantes habían sido convocados por la coordinadora estatal por la defensa del sistema público de pensiones y respaldada por los principales sindicatos. Tanto UGT como CC.OO. han hecho un llamamiento para que la ciudadanía se implique  en todas las concentraciones que se van a hacer por el sostenimiento del sistema público de pensiones, puesto que «no se puede dejar el futuro de las pensiones únicamente en manos de los pensionistas». Los sindicatos pretenden denunciar que el Gobierno fomenta los planes de pensiones privados mientras recorta las pensiones públicas. A Mariano Rajoy se le crea un nuevo frente de problemas de mucho calado. Los pensionistas están cargados de razón tras toda una vida trabajando y cotizando. «¿Dónde está nuestro dinero?», se preguntan. Pero la realidad vislumbra unas arcas vacías y una difícil solución por la vía sólo pública.

Temas

Comentarios

Lea También