Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Los recién llegados

¿Por qué en España hay tantas conversiones exprés a la yihad?
Whatsapp

La aglomeración se produce en todos los partidos, incluso en los que están partidos por el eje, pero lo más espectacular es la que se registra en el Estado Islámico. La conversión al salafismo combatiente es casi fulminante. Les basta con conocer a Mahoma, que sin duda fue un gran hombre, para creer que era uno de los profetas de Dios con mayor influencia. Los expertos en el más allá dicen que su éxito se debe a que no buscan respuestas espirituales, que hasta ahora no se han producido, ya que el llamado Sumo Hacedor o es autista o está siempre callado, y lo que les atrae del discurso es la opción entre el bien y el mal. En general, la gente prefiere el bien, pero distinguirlos no está claro. «El que habla siempre del enemigo, ese es el enemigo». ¿Por qué en España, que dispone de una gran religión permisiva, que predica el perdón, hay tantas conversiones exprés a la yihad? No nos basta con el prometido aplazamiento para sentarnos a la diestra de Dios Padre, o en una localidad lo más cercana posible, sino que hay mucha gente a la que le urge darse de alta en una célula yihadista, no vaya a quedarse con el culo al aire y sin mirar a la Meca. Es un fenómeno nuevo, pero sobre todo es un fenómeno inexplicable, hasta que no nos lo expliquen los conversos.

Se esforzó don José Ortega en sacar a la sociedad de su tiempo del pensamiento mítico para introducirla en el orden racional y científico. Gran fracaso del que fuera la más alta inteligencia de su época. ¿Qué diría hoy si viviera? Su biógrafo Jordi Gracia nos lo ha explicado mejor que nadie, pero lo que no tiene explicación es por qué seguimos creyendo en supercherías y, unos más, otros menos y otros a pies juntillas, seguimos creyendo en las verdades reveladas. Los yihadistas nos pueden buscar un lío, por si no tuviéramos bastante con los que ya tenemos con los que quieren pactar con Podemos, tantos son a peinar a la novia, que se puede quedar calva. De momento, Pablo Iglesias, que es el que tiene más razones, quiere incorporar a sus actos la bandera nacional.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También