Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Los riesgos de no pagar la deuda

El nuevo Gobierno griego tiene que cumplir los acuerdos y pagar la deuda, si no todos dejarían de hacerlo creando un caos total
Whatsapp

Los problemas con Grecia no han hecho nada más que empezar. Los grandes beneficios de la Unión Europea no son percibidos por una parte relevante de la población y manifiesta su intención de unir su voto a los que amenazan con destruir todo lo que se ha construido en el proceso de unidad del viejo continente. Volver a contactar con los intereses de la mayoría de los ciudadanos pasa por un cambio notable de las políticas de empleo, de reparto de las cargas y sacrificios y de participación de los ciudadanos en la toma de decisiones. Incluso, en las que suponen un recorte o un mayor esfuerzo presupuestario, fiscal o de estado de bienestar. Lo que ocurre es que este tipo de comportamiento político, más cercano y comprometido con el día a día de los europeos de todos los sectores económicos, sociales, étnicos y religiosos requiere de una actitud clara y contundente contra el clientelismo político, la ineficacia incapaz de afrontar con determinación y medidas la crisis y el desempleo y cortar de raíz la despreciable corrupción que salpica a todos los países europeos en distintos niveles. El nuevo Gobierno griego tiene que cumplir los acuerdos y pagar la deuda, si no todos dejarían de hacerlo creando un caos total, pero los dirigentes europeos deben reaccionar ante el clamoroso toque de atención de una buena parte de la ciudadanía que demuestra su hastío con su voto para que todo reviente a ver si cambia algo de verdad.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También