Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los rumores de la Carrá

Ahora, los bulos han dado un salto importante, enmascarándose detrás del anonimato de las redes sociales
Whatsapp

Son rumores, cantaba la italiana Raffaella Carrá hace ya muchos años, o más bien lustros. Ahora, los bulos han dado un salto importante, enmascarándose detrás del anonimato de las redes sociales. El pasado sábado, Facebook, Twitter y WhatsApp echaban chispas en Tarragona. Algún desaprensivo, o una mala interpretación de algún comentario, acabó convirtiendose en una ‘supuesta noticia sobre el desalojo de Parc Central por una amenaza de bomba’. Los ciudadanos se lo tomaron tan en serio que incluso llamaron al teléfono de emergencias 112 para informarse de ello.

Pero lo que sí que es ya un delito –y si no lo es lo tendría que recoger el Código Penal– es hacer correr que cuatro yihadistas habían sido detenidos en Parc Central. Para ello, el autor cogió la página de un medio de comunicación y cambió ‘Ceuta’ –donde se había desarrollado la operación policial– por ‘Tarragona’ y Parc Central’. Ello encendió mucho más las alarmas.

El gracioso –o delincuente– que se atrevió a colgar esta falsa noticia en las redes sociales estará muy satisfecho por la repercusión que tuvo y la preocupación que impregnó en muchas personas que sabían que tenían a familiares, amigos o conocidos en dicho centro comercial. Pero se lo tendría que pensar dos veces antes de poner una noticia así que puede dañar la sensibilidad de muchas personas.

Y ya no digamos ahora que se van acercando las elecciones municipales. Seguro que saldrá alguien que dirá que algún candidato ha comprado coches a la red desarticulada el pasado miércoles.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También