Más de Opinión

Opinión El mirador

Los ultimatums, una mala opción

Dicen los expertos en crianza que hay que evitar los ultimatums porque ponerle uno a un niño «coloca a los padres en una posición en la que tiene que haber un ganador y un perdedor»

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Los ultimatums, una mala opción

Los ultimatums, una mala opción

Dicen los expertos en crianza que hay que evitar los ultimatums porque ponerle uno a un niño «coloca a los padres en una posición en la que tiene que haber un ganador y un perdedor, porque es siempre una lucha de poder. Nunca ofrece una solución ganar-ganar. En lo que los padres no se dan cuenta es que ellos son con frecuencia quienes terminan perdiendo con este método, incluso si en el momento piensan que ganaron. Pierden cercanía, porque gobernar con amenazas y miedo no genera acercamiento. Pierden respeto, porque los niños aprenden que los límites no significan nada si los padres no cumplen sus amenazas. Y pueden perder la perspectiva al enfrascarse en las batallas en vez de en la guerra».

Debería haber tenido esto en cuenta el candidato de ERC a presidir la Generalitat, Pere Aragonès, que ha hecho un papelón después de que el 1 de mayo venciera el ultimátum que planteó a JxCat para alcanzar un acuerdo y abriera la puerta a gobernar en solitario. Ahora ERC dice que «este fin de semana ha sido un punto de inflexión en la dirección adecuada», pero JxCat «no percibe ningún punto de inflexión, ya que no ha habido ni un antes ni un después del 1 de mayo». Pues eso, deberíamos hacer más caso a los expertos en crianza y no dar ultimatums, sobre todo si no los vamos a cumplir y vamos a quedar desacreditados y sin autoridad.

Temas

Comentarios

Lea También