Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Manipuladores, tontos y escaqueados

Para tomadura de pelo, la de Adif. O son tontos (RAE: «falta o escasa de entendimiento o de razón») o deben tener un independentista infiltrado.

Xavier Fernández

Whatsapp

El expresident de la Generalitat Artur Mas ha marcado estilo. Sobre todo en el arte de la manipulación política. Uno de sus adoradores, el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, intenta emular al Amado Líder Artur. Y lo consigue. Un ejemplo es el que aportase como ‘brillantísima’ solución al vergonzoso caos ferroviario que la Generalitat asuma la gestión de los trenes, ahora en manos de Adif. ¿De verdad cree que porque el responsable político de turno se arrodille ante el PDC o ERC, en vez de ante el PP, va a ser mejor gestor? Rull, no nos tomes el pelo. Apoyas la justa reivindicación de los alcaldes del territorio para que se mejore la N-340, pero no dices nada de que la autopista Pau Casals seguirá siendo de pago y una de las más caras del Estado. Adivina, adivinanza, ¿quién es el ‘culpable’ de que paguemos una fortuna si queremos ir a Barcelona por los túneles del Garraf?La Generalitat. ¡Qué gran manipulador contempla el mundo en Rull!

Para tomadura de pelo, la de Adif. O son tontos (RAE: «falta o escasa de entendimiento o de razón») o deben tener un independentista infiltrado. Con su descomunal incapacidad, le sirven en bandeja al secesionismo su mejor baza: que la gente se cabree «con Madrid». La política del victimismo es la más rentable para Mas, Puigdemont, Junqueras y compañía. Y ese victimismo tiene toda la razón del mundo porque los pasajeros que quedan atrapados en el tren son verdaderas víctimas. De la inutilidad de unos. Y de la manipulación e hipocresía de otros.

Por cierto, estoy esperando a que mi querido Jordi Roca, diputado del PP por Tarragona, emita una nota de prensa por lo de Adif. El pasado 19 de julio presumía de que «gracias el gobierno del PP, Tarragona tendrá una estación accesible». ¡Qué meritazo después de siglos de abandono! Los políticos se ponen medallas –todos los hacen, cierto– pero también deben pedir disculpas como responsables últimos si se hacen las cosas mal. Pero no lo hará. Un político más en la nómina de los escaqueados.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También