Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Más que un Oscar

Más que un Oscar fue el que ganó el director mexicano, Alejandro G. Iñárritu
Whatsapp

El cine es el séptimo arte. No hay duda. A todos nos gusta una buena película y soportamos estoicamente las malas. Los profesionales del gremio aseguran e, incluso, explican que las malas son imprescindibles para que haya buenas. Es cierto que nadie hemos nacido sabiendo y necesitamos adquirir la experiencia, el criterio y la formación suficientes para pulir el talento que tengamos, y con mucho esfuerzo y trabajo conseguir la mayor calidad en todo lo que hacemos.

En el cine para lo mismo, los que admiramos a los grandes intérpretes, actores y actrices que nos hacen soñar, disfrutar, sufrir, llorar, amar o, lo que a mí más me gusta, nos distrae y nos relaja con humor, acción, algo de intriga y, siempre, con el mensaje subliminal o descarado, de que el bien vence al mal y de que nuestro modo de vida occidental, nuestros derechos y deberes, nuestra libertades y obligaciones bajo el paraguas del estado de derecho y el imperio de la Ley representan la mejor opción para una sociedad. Por supuesto que hay que corregir errores, superar problemas, atajar corrupciones y violencias y conseguir de una vez uno de los objetivos pendientes en la Humanidad como es la igualdad entre el hombre y la mujer. Esa estatuilla es más que un Oscar, representa el reconocimiento al trabajo bien hecho y también significa que tus palabras de agradecimiento van a tener una mayor repercusión en todo el mundo.

En esta ocasión hemos escuchado la clara y rotunda reivindicación de la mejor actriz de reparto, Patricia Arquette, al reclamar igualdad de salarios y de derechos para las mujeres en Estados Unidos, mientras la veterana Meryl Streep y la cantante Jennifer López la vitoreaban. El cine cuenta nuestras vidas, incluidos muchos sufrimientos como los de los inmigrantes. Más que un Oscar fue el que ganó el director mexicano, Alejandro G. Iñárritu, de los cuatro que consiguió su película Birdman. Su frase pidiendo dignidad y respeto para los inmigrantes mexicanos y el éxito de su película valen un gran puñado de vidas dignas.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También