Más de Opinion

Más trasparencia, menos nacionalismo

Whatsapp

El panorama político está cambiando y los partidos deberían recoger algunas demandas ciudadanas, como más transparencia. Se necesitan mecanismos de control que impidan el abuso de quienes tienen cargos políticos; si no, la alternancia en el poder de un partido u otro no supondrá ninguna diferencia para los ciudadanos.

El sistema democrático ha de velar para que el dinero de todos se emplee en el bien general y en beneficio de los colectivos más vulnerables y ha de asegurar que la gestión de lo público recaiga en personas cualificadas, dispuestas a rendir cuentas de su trabajo. Es importante perseguir los delitos de fraude y aprovechamiento ilícito.

También necesitamos reflexionar sobre el nacionalismo. Su discurso es cada vez más excluyente, presiona a los medios y a la opinión pública con promesas que no aportan soluciones a los problemas reales y nos separa en buenos o malos ciudadanos según si lo apoyamos o no. No me parece que su dialéctica tenga que ver con los valores democráticos sobre los que debería asentarse una sociedad moderna. No me gustan los discursos que alimentan el odio y las diferencias, ni las mentiras para convencernos de que estamos oprimidos. No es de recibo en un mundo donde hay tanto sufrimiento real y tantas personas son privadas de derechos y libertades.

Que el voto sea por un futuro donde primen la tolerancia, la convivencia pacífica entre vecinos y el respeto a la pluralidad, por invertir más en hospitales que en la construcción nacional y porque se respeten todas las opiniones. Es el momento de avanzar hacia una democracia más real, firme y moderna, a construir una sociedad más justa y tolerante. Más importante que un cambio de siglas es un cambio de mentalidad.

M. Teresa Ginés

(La Pobla de Mafumet)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También