Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Mas y Rajoy tensan la cuerda

Más allá de tacticismos jurídicos, cualquier camino que discurra fuera del pacto sólo puede conducir a abismos impredecibles
Whatsapp

Mientras el gobierno de Artur Mas se dispone esta semana a enviar a gobiernos y embajadas de la Unión Europea un informe elaborado por el Consell Assessor per la Transició Nacional en el que defiende el carácter plebiscitario de las elecciones del 27-S, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reiteró ayer en declaraciones a RNE que los comicios de septiembre son unas «elecciones autonómicas» y que «Europa no va a aceptar una declaración unilateral de soberanía de nadie». Rajoy advirtió que si se produjera una declaración unilateral de soberanía «se recurriría ante el Tribunal Constitucional porque la soberanía radica en el conjunto del pueblo español». Estamos nuevamente ante un escenario como el que se produjo en las vísperas del 9-N. Sin embargo, en aquella ocasión, Artur Mas mantuvo siempre el principio de legalidad. De hecho, lo que pretendía ser un referéndum derivó en un «proceso participativo» para no conculcar el veto del Constitucional. Sin embargo, en esta ocasión, el documento firmado por CDC, ERC y las entidades soberanistas, va directo al desafío legal. Conviene apreciar que por alguna razón no firmó Artur Mas el compromiso de hoja de ruta soberanista y delegó el protagonismo en el coordinador general de CDC, Josep Rull. Más allá de tacticismos jurídicos es evidente que cualquier camino que discurra fuera del pacto y del entendimiento sólo puede conducir a abismos impredecibles.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También