Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Matar y lavarse las manos

ANTONI COLL I GILABERT

Whatsapp
Matar y lavarse las manos

Matar y lavarse las manos

Singapur, la ciudad-estado más próspera del mundo, es noticia por la condena a muerte de un ciudadano, Genasan, de 37 años, en un juicio por videoconferencia a través de la aplicación Zoom.

El hombre fue condenado por tráfico de drogas en 2011. No es excepcional que sea ejecutado por este motivo. En 2013 fueron 18 las personas castigadas con la muerte por este delito. Lo llamativo es que esta vez la sentencia haya sido dictada por los jueces conectados desde casa… por miedo a contagiarse.

Si la pena de muerte es algo monstruoso en sí mismo, las circunstancias lo ponen aún más de manifiesto. En la época de lavarse las manos, los jueces matan a distancia. No sé si lo sabrán, pero no serán los primeros que deciden una ejecución y se lavan las manos.

Temas

Comentarios

Lea También