Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Mayo del 68 lo cambió todo

Permitió el acceso de los jóvenes a la toma de decisiones, al consumo, al poder político  y a la emancipación respecto a unos mayores que perdieron sus ancestrales privilegios para convertirse simplemente en padres trasnochados

Enrique Arias Vega

Whatsapp

Quienes vivimos aquella época no sabíamos que estábamos protagonizando un momento histórico. Sucede siempre: son los historiadores, a toro pasado, los que explican qué pasó y cuáles fueron sus consecuencias.

Lo de Mayo de 1968 supuso una auténtica revolución, sin que entonces lo pareciera, pero que cambió los valores sociales largamente vigentes con anterioridad: permitió el acceso de los jóvenes a la toma de decisiones, al poder político, al consumo económico y a la emancipación respecto a unos mayores que perdieron sus ancestrales privilegios para convertirse simplemente en padres trasnochados. De ahí una serie de eslóganes subversivos y hasta entonces impensables: «prohibido prohibir», «seamos realistas, pidamos lo imposible», «la imaginación al poder»…

Lo novedoso, digo, es que fue una adquisición de derechos que no requirió de un contexto bélico. El avance del movimiento obrero, por ejemplo, se habían cimentado sobre los cientos de miles de cadáveres proletarios apilados en las trincheras de la Primera Guerra mundial. Los éxitos del primer feminismo se debieron al esfuerzo de millones de trabajadoras que permitieron subsistir la economía y ganar la Segunda Guerra Mundial.


El logro de Mayo del 68 fue que los jóvenes se asomasen a la historia ganando dinero y gastándoselo en lo que quisieran sin necesitar el permiso de sus padres. Ahora, posiblemente, con la ingeniería genética, los nuevos valores familiares y la forma de relacionarnos mediante redes sociales, nos hallemos ante otro cambio histórico de proporciones inimaginables, cuyas consecuencias explicarán los historiadores del mañana.

*Enrique Arias Vega es periodista

Temas

  • Mayo del 68

Comentarios

Lea También