Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Editorial

Mirando a Vigo con sana envidia

La iniciativa de Vigo da sana envidia, sobre todo contemplado desde Tarragona donde el tejido comercial y las instituciones han sido incapaces ni siquiera de recuperar una simple pista de hielo que al menos algo de público atraía al centro de la ciudad

Diari de Tarragona

Whatsapp
Madrid y Vigo compiten en espectacularidad de las luces de Navidad. EFE

Madrid y Vigo compiten en espectacularidad de las luces de Navidad. EFE

Estos días Vigo se ha convertido en la protagonista de todos los informativos por el espectacular encendido de la iluminación navideña. El Ayuntamiento de la ciudad gallega hizo una apuesta estratégica hace años para convertir la Navidad en argumento de atracción de visitantes. Y lo han conseguido con creces. Sólo en el primer fin de semana de funcionamiento de la iluminación se ha conseguido recuperar con creces el coste total del montaje. Vigo calcula recibir durante estas navidades tres millones de visitantes. Ello implica hoteles, restaurantes, servicios y comercios llenos. ¿Alguien iba par algo a Vigo durante las fechas navideñas anteriormente? En el 2017, el nivel de ocupación hotelera en el fin de semana del encendido de las luces navideñas fue del 34%; anteayer y ayer, del 100%. Incluso se ocuparon hoteles en el área metropolitana, en Pontevedra, en Sanxenxo y en toda la provincia, según ha explicado el padre de la iniciativa, el alcalde Abel Caballero. El refuerzo de los trenes fue manifiestamente insuficiente. El viernes, ya no había billetes desde A Coruña ni desde Santiago, Vilagarcía o Pontevedra. La previsión del Ayuntamiento es que el grado de demanda para visitar Vigo va a continuar, el nivel es casi diario. El impacto mediático del encendido de las luces de Navidad, no es comparable a ningún acto festivo de estas características en ninguna otra ciudad en España, teniendo en cuenta que prácticamente todas las televisiones de España conectaron en directo, la cifra de gente que lo vio asciende a varios millones de espectadores. Es un éxito fuera de serie. El evento ofrece cada año alguna novedad. En esta ocasión han ideado que nieve en varias calles gracias a la instalación de cañones de nieve artificial. Sinceramente la iniciativa de Vigo da sana envidia, sobre todo contemplado desde Tarragona donde el tejido comercial y las instituciones han sido incapaces ni siquiera de recuperar una simple pista de hielo que al menos algo de público atraía al centro de la ciudad. La única idea es esperar la próxima tienda que cerrará.

Temas

Comentarios

Lea También