Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORAL

Moción en clave de supervivencia

La moción de Pedro Sánchez, más que echar a Rajoy pretende recuperar protagonismo político en el desierto opositor.

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
El líder socialista Pedro Sánchez. EFE

El líder socialista Pedro Sánchez. EFE

Tras la demoledora sentencia del caso Gürtel,  sazonada con otros episodios no menos escandalosos como el encarcelamiento de Eduardo Zaplana, el PSOE se veía obligado a mover ficha. La inacción ante el más escandaloso episodio de corrupción política de España hubiese sido poco menos que la sentencia de desaparición del PSOE, sobre todo después del apoyo incondicional que los socialistas han presentado al Gobierno de Rajoy en la crisis catalana. Pedro Sánchez no podía quedarse en la mera amenaza de moción de censura. Tenía que pasar de las palabras a la acción y así ha sido. El PSOE ya ha registrado en el Congreso una moción de censura contra Mariano Rajoy «para sacar a España del lodazal de corrupción en el que la ha sumido el PP». Pedro Sánchez ha asegurado que se propone «constituir un Gobierno del PSOE», alejando la posibilidad de realizar una moción instrumental como le pide Ciudadanos, aunque ha advertido que este Ejecutivo convocará elecciones tras «recuperar la normalidad institucional y política». Las matemáticas parlamentarias dan poco margen de éxito a la iniciativa del PSOE. Una vez descartado Ciudadanos, los socialistas necesitan sumar, además de Podemos que sí dará su apoyo, a la totalidad de fuerzas parlamentarias que completan el hemiciclo, es decir a los dos partidos independentistas catalanes y a los vascos de Bildu. Y por supuesto también al PNV que ya se deja querer por si pudiera sacar tajada del nuevo episodio tras su audaz gestión del apoyo a los presupuestos de Rajoy. Por supuesto, ninguno de los escenarios que permitiría desbancar a Rajoy ofrece la posibilidad de alumbrar un gobierno estable. Por tanto, lo más previsible es que la moción de censura sirva estrictamente para dar visibilidad a Pedro Sánchez, sumido en el ostracismo mediático al no ser diputado, y preparar el terreno para unas elecciones que Rajoy ya ha anunciado que no piensa anticipar. Nadie como el presidente vigente sabe gestionar con más frialdad las situaciones tempestuosas. 

 

Temas

Comentarios

Lea También