Más de Opinión

Modelos de recogida de la basura

Hemos vivido conflictos de máxima tensión en otros momentos y con otros alcaldes, pero todos ellos se mantuvieron en el respeto a nuestra interlocución y el reconocimiento de la representatividad sindical
 

Joan Llort / Ángel Martín de Sande

Whatsapp
Modelos de recogida de la basura

Modelos de recogida de la basura

Ante la situación de tensión que se está viviendo en el proceso de segregación y subrogación salvajes que el ayuntamiento de Calafell pretende ejecutar en el servicio de recogida de basuras del Baix Penedés, creemos que es necesario recapitular.

El salto cualitativo de ECO BP se produce cuando se integran en dicha empresa los servicios de El Vendrell y Calafell. Eso fue posible gracias a la altura de miras de dirigentes municipales que, aún siendo rivales políticos, dieron prioridad a los intereses de su comarca. En aquel proceso se armonizaron tres realidades laborales y sindicales distintas, pero UGT colaboró honestamente y todos los problemas se resolvieron en el marco del diálogo y el reconocimiento mutuo de las partes implicadas. Además, dos empresas privadas y rivales perdieron sus respectivas contratas locales, pero UGT defendió la apuesta de la comarcalización y que fuese el Consell Comarcal del Baix Penedés el nuevo titular del servicio. ECO BP es una exitosa apuesta de un ente público y mancomunado, el Consell Comarcal del Baix Penedés, y eso no debe perderse de vista.

Incluso vivimos una situación difícil con un expediente de regulación de empleo en la limpieza viaria del Vendrell, pero un alcalde ejemplar como Martí Carnicer, supo escuchar y desde UGT apostamos por el entendimiento y el asunto se resolvió minimizando daños y garantizando los derechos de los trabajadores afectados. Hemos vivido conflictos de máxima tensión en otros momentos y con otros alcaldes, pero todos ellos se mantuvieron en el respeto a nuestra interlocución y el reconocimiento de la representatividad sindical, insustituible en un país democrático.

El alcalde de Calafell, Ramón Ferré, dice que ha hablado con los trabajadores de ECO BP afectados por la subrogación, pero nunca se dirigió a sus representantes legítimos, que son los integrantes del Comité de Empresa de ECO BP. Es más, nos consta que ni tan si quiera los actuales responsables políticos de ECO BP, que lo son también del Consell Comarcal del Baix Penedés, tienen ningún conocimiento de dichas conversaciones. 

Tampoco sabemos con quiénes ni cuántos se ha reunido. Queda claro que han sido contactos en secreto, clandestinos o de barra de bar, siempre al margen del Comité de Empresa, de UGT y de la dirección de ECO BP. Esas maneras de proceder no podemos dejar de denunciarlas. 

Nuestras demandas son simples y sencillas: que se comprometan por escrito a que se mantendrán las conquistas salariales y laborales de los afectados, tanto en el presente, como en el futuro. La respuesta municipal a estas reivindicaciones no podría ser más sospechosa: se agarran a los mínimos que marca la ley a efectos de subrogación. En la práctica y por una montaña de tristes experiencias anteriores, ya sabemos que el resultado es la congelación de dichas condiciones y la pérdida del marco de negociación colectiva como referente en las relaciones laborales. O sea, que una administración pública, en este caso el ayuntamiento de Calafell, se convierte en un agente desregulador de las relaciones laborales y de la negociación colectiva, pues CEMSSA no tiene convenio de empresa y aplica a cada trabajador el convenio general de referencia, que es como decir el Estatuto de los Trabajadores mondo y lirondo.

Más allá del ruido provocado por la actitud inaceptable del alcalde de Calafell, queda el fondo real de la cuestión, que no es otra que el ayuntamiento de Calafell se niega a comprometerse por escrito a aquello que afirman peregrinamente, de forma verbal, que respetarán. No es creíble.

Joan Llort / Ángel Martín de Sande: Secretario general de UGT-Camp de Tarragona y secretario general de Saneamiento Urbano de UGT.

Temas

Comentarios

Lea También